13.jpg

Los Principales Loa del Vudú Legba. Un hombre anciano, guardián de los dos mundos. Es el espíritu de la noche, el origen de la oscuridad, simbolizado por la luna. Es un loa símbolo de San Pedro.

Kalfu. Es la contraparte Petro a Legba. Es literalmente un payaso, muy cómico y erótico. Es el señor del erotismo.
Papa Gede. Loa de la muerte y resurrección, es la fuente de la paz y la tranquilidad. Se le ofrece un huevo cuando llega poseer a una persona. Es muy amado y buscado. Lo cuida su esposa, Aida-wedo.
Agw. El soberano de los mares. Hoy día sigue siendo la fuerza de la política. Es violento.
Erzuli. La madre Tierra, espíritu de la diosa del amor. Es también la musa de la belleza, muy identificada con la Virgen María. Puede adivinar el futuro en los sueños. Es un loa muy amado y respetado.

Terremille. Espíritu que se invoca para protección y para conseguir deseos.
Holichard. Gran espíritu Rada.
Badadrí de Marie. Loa protector.

El Fatalismo del Vudú El vudú es a menudo criticado por los extranjeros, unas veces simplemente por ser una religión opuesta a la que uno profesa, otras porque se le identifica con el satanismo, aunque, como ya comentamos, numéricamente la práctica del rito Petro es ínfima. Sin embargo, el objeto principal de las críticas hacia el vudú parten de su avasallador fatalismo.

Los loa determinan la vida del serviteur casi en su totalidad, no quedando margen para lo que un occidental considera responsabilidad personal o libre albedrío: todo sucede porque un loa lo causó.

Si un practicante del vudú quisiera cambiar algo de su vida, desde una enfermedad hasta los fundamentos del sistema social, debería preguntar al loa, lo que no sería muy productivo, ya que es el loa quien decide estas cuestiones.

Todo esto ha contribuido notablemente a la falta de voluntad de lucha por parte de los campesinos para lograr mejorar sus condiciones de vida. La pregunta sin embargo es: )es el vudú el que ha creado el fatalismo haitiano o es la historia vital africano-haitiana la que ha propiciado el fatalismo del vudú?.

Como veremos más adelante, su estrecha relación con el catolicismo puede haber ayudado: todos los católicos en un momento u otro de su vida llegan a identificarse con pensamientos del tipo “”Los designios del Señor son insondables”” o “”así lo quiso Dios””.