haiti1.jpg

Debido a las extremas circunstancias políticas, económicas y sociales vividas por Haití en los últimos años, su infraestructura turística no está plenamente desarrollada, por lo que es difícil encontrar actividades a realizar fuera de los hoteles. Poco a poco las ciudades van recuperando la normalidad y con ella los lugares que en su tiempo albergaron cierta actividad social comienzan a recuperarla. Tal es el caso de la zona de Pétionville, en la que ya es posible disfrutar de una vida nocturna con aceptables ofertas para practicar la salsa o el merengue.

En cuanto a actividades al aire libre, destacan sobre todo los deportes acuáticos, especialmente el buceo. Cualquier persona, a despecho de su edad o de su experiencia como deportista, puede realizar fácilmente el paseo hasta Sand Cay (Cayo Arenoso). Éste se realiza en lanchas con el fondo de cristal para poder apreciar todo lo que ofrece ‘el arrecife más precioso del Caribe’. Allí los visitantes pueden ponerse el equipo de buceo para deleitarse viendo las caprichosas formaciones coralinas, la multitud de peces de distintos colores y otras maravillas submarinas.

En varios balnearios de playa se pueden alquilar botes para navegar a vela y esquiar. En algunos de ellos se organizan programas de buceo en profundidad completos, con instrucción y expedición de los certificados respectivos. En las aguas de Haití los buceadores veteranos podrán gozar de las mejores condiciones del Caribe para practicar su deporte, ya que el litoral no se encuentra aún masificado por los turistas.

Los deportes nacionales son el fútbol y las peleas de gallos, aunque éstas están siendo firmemente perseguidas por las autoridades.

Otro espectáculo submarino digno de experimentar es la exploración de los restos navales que alberga el Golfo de Gonaives. Decenas de embarcaciones inglesas, holandesas, francesas y españolas yacen en el fondo del litoral haitiano, como muestra de las luchas que por su conquista tuvieron lugar. Hágase acompañar de guías buceadores expertos y disfrute del más apasionante y original museo submarino que se pueda imaginar.