Muchos turistas que visitan Haití por primera vez se quedan sorprendidos y no precisamente de manera muy positiva, porque piensan en Haití como en un paraíso y cuando lo ven en persona, se dan cuenta que Haití es un un país con menos colorido de lo que pueden pensar. Por desgracia, con el paso de los tiempos, Haití se ha ido sumiendo en la pobreza y hoy en día en uno de los países con menos recursos del mundo. Por desgracia es lo primero que se ve, la gran pobreza de Haití.

haiti4.jpg

No todo el país es gris, porque por las zonas turísticas, hay mucho colorido de la naturaleza, de sus playas, hoteles y demás, pero llama mucho la atención las zonas pobres del país, que son ciertamente lugares donde la comida existe de manera muy ajustada. Estas primeras impresiones que se lleva el turista cuando viaja a Haití son las que posiblemente le acompañen durante su viaje, pero hay que saber diferencias algunas zonas de otras, porque e país no es el mismo.

De todos modos y a pesar de ser un país más gris de lo que muchos piensan, Haití sigue siendo un destino exótico, de gran belleza natural. También es un país que además de sorprenderte negativamente, también lo hará de manera muy positiva, porque hay zonas de Haití que no te esperas y en la que descubrirás la belleza, la tranquilidad y lo exótico de un país tan especial y curioso en muchos aspectos, que tanto sorprende a turistas y viajeros.